En esta ocasión os traemos el artículo publicado por la abogada laboralsita de Rincón & Romo en el que cuenta que hacer cuándo te han despedido. Se trata, sin duda, de una situación complicada y nada agradable para todos los que hemos tenido que sufrirla en algún momento, por lo que es especialmente importante saber cómo tenemos que afrontarla y qué debemos hacer si queremos impugnar el despido o reclamar.

Paso 1: leer todo.

Cuando nos comunican el despido, lo habitual es que nos entreguen una carta de despido. Dice la abogada experta en derecho laboral que es fundamental leer detenidamente todos los documentos que nos entreguen junto con la carta de despido.

Nos aconseja firmar todos estos documetos, en todas sus hojas, con la expresión “no conforme”, de forma que podamos dejar constancia de nuestro desacuerdo con la decisión empresarial y así poder estudiar si existen posibilidades para reclamar frente al despido.

 

Paso 2: firmar todo como no conforme.

Como ya hemos adelantado en el paso 1, tenemos que firmar todos los documentos en todas sus hojas añadiendo al lado de nuestra firma la expresión “no conforme”.

Esta expresión acompañada de nuestra firma significa que estamos en desacuerdo con lo que pone en ese documento, por lo que nos estamos reservando el derecho a poder reclamar en un futuro. Si, por el contrario, no firmamos los documentos acompañados de la expresión “no conforme”, lo que sucederá es que será más complicado poder reclamar en un futuro.

Dice la abogada laboralista que firmar y no añadir “no conforme” no impide poder reclamar, si bien lo hace más complicado aunque existen sentencias y jueces que permiten la posibilidad de reclamar y dar la razón al trabajador. En muchos casos será necesario acreditar un error en el consentimiento o referirse a los efectos liberatorios de la firma, algo que, sin duda, queda en manos de nuestro abogado.

 

Paso 3: quedarnos con una copia de todos los documentos.

Aunque parezca obvio, tenemos que solicitar que se nos entregue una copia de todos los papeles o documentos que nos entregue la empresa, con el sello y firma del empresario.

En muchas ocasiones, la empresa se niega a darnos copia, si bien están obligados a entregárnosla, más aún si se trata de la carta de despido o del finiquito.

 

Paso 4: contar el caso a un abogado

Aunque en la jurisdiccion social no es obligatorio tener abogado, nosotros siempre recomendamos contarle el caso a un abogado y entregarle los documentos del despido que nos haya dado la empresa. De esta forma, será un profesional especializado en derecho laboral y despido el que se encargue de estudiar el caso y nos diga si tenemos posibilidades reales de reclamar frente al despido que hemos sufrido.

Os recomendamos leer el artículo qué hacer frente al despido para que podais conocer más detenidamente cómo actuar y qué hacer en caso de despido.

Otro post recomendado sobre despidos
Etiquetado en:        

Deja un comentario